Visita a la estación de Radegast (Lodz)

La estación ferroviaria de Radegast está situada en la ciudad de Lodz (Polonia) y fue construida durante la II Guerra Mundial.

El Ghetto de Lodz fue el 2º más importante de toda Polonia, por sus dimensiones. Aún hoy, es posible ver muchos de sus edificios en pie, intactos, y son utilizados aún como viviendas u oficinas. 

La estación fue situada expresamente muy cerca del Ghetto, porque a ella llegaban los transportes con judíos procedentes del III Reich alemán, así como los gitanos de Austria, que eran acomodados dentro del Ghetto.

Desde este lugar, cerca de 150.000 judíos fueron enviados a la muerte, siendo deportados a los campos de exterminio de Chelmno y Auschwitz.

Desde el 16 de enero de 1942 hasta el 29 de agosto de 1944, la estación ferroviaria de Radegast tuvo el mismo significado que el Umschlagplatz para la ciudad de Varsovia: lugar de agrupamiento para el posterior envío a los campos.

Tras la guerra, la estación estuvo muy abandonada. En 2004, coincidiendo con el 60º aniversario de la destrucción del Ghetto de Lodz y la salida del último tren desde Radegast, la estación fue reconstruida tal y como era en su época.

Desde 2005, es posible encontrar un hermoso Memorial (un pasillo oscuro que va iluminándose a medida que uno camina por él), una locomotora y unos vagones originales (donados por Alemania), la antigua estación reconstruida y unas lápidas gigantes con los nombres de 2 campos de exterminio y 4 campos de concentración. Precisamente estas lápidas son la portada de una estupenda guía de viajes comentada en este blog recientemente: “The Holocaust sites of Europe” (23 de octubre de 2012).

Todas mis fotografías tomadas en la estación y en el Memorial están disponibles en:

https://www.dropbox.com/sh/q296go1rrjsh8lo/sPRbJevEz8

Anuncios

2 responses to “Visita a la estación de Radegast (Lodz)

  • Emi

    ¿Los vagones cedidos por Alemania fueron de los utilizados para los “transportes”? Saludos

    • Jesús Maguregui

      Efectivamente, son vagones originales. En algún que otro campo de concentración podrás encontrar alguno (pero siempre cerrado), como es el caso de Neuengamme o en el de Dora Mittelbau. Pero poder entrar en uno de ellos es una experiencia única y escalofriante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s