Archivo mensual: septiembre 2012

DVD – Caminar sobre las aguas

Argumento:

Eyal es un asesino profesional del Mossad, el servicio secreto israelí, que recibe el encargo de localizar a Alfred Himmelman, un oficial nazi que, al parecer, sigue vivo.

Para ello, Eyal se desplaza a Israel y, haciéndose pasar por guía de viajes, se dedica a espiar a Axel y a Pía (que decidió mudarse a Israel después de romper con su familia en Berlín), ambos nietos de Himmelman.

Axel ha viajado a Israel para visitar a su hermana Pía y convencerla de que regrese a Berlín para asistir a la celebración del 70º cumpleaños de su padre.

Aunque los dos hombres tienen personalidades muy diferentes, Eyal, el tío duro por excelencia, se deja conquistar por las ideas liberales y el inagotable entusiasmo del joven Axel. Sin embargo, una incómoda tensión se instala entre los dos hombres cuando Eyal descubre que Axel es gay.

Axel regresa a Alemania, pero el Mossad sospecha que Himmelman podría salir a la luz para asistir a la fiesta de cumpleaños. Eyal viaja a Alemania para indagar todo acerca de la familia. El asesino profesional, más vulnerable desde el suicidio de su mujer, deberá descubrir y enfrentarse a algunas verdades sobre sí mismo.

Crítica:

Teniendo, como fondo, la interesante historia de la captura de un nazi escondido, se aborda la problemática actual de las relaciones entre el mundo israelí y el mundo palestino. Una difícil convivencia enturbiada por la tremenda herencia de la Shoah.

Axel encarna la figura del alemán joven, moderno y liberal, que no piensa en el pasado de su país más que lo justo. Eyal, el tipo duro del Mossad, por el contario, asume en su papel todo el dolor que arrastra el pueblo judío, históricamente ultrajado, y considera absolutamente necesario ajustar cuentas como forma de vida. De este modo, el odio y el rencor le acompañarán en cada paso de su vida.

Reconozco que me congeló la frase que el palestino (amigo de Axel) le dedica a Eyal en la ventanilla de su coche: “Vuestro problema, judíos, es que no superáis el pasado. Debéis olvidarlo y seguir caminando“. He reflexionado mucho sobre esto y me niego a aceptar esta postura. Me niego a olvidar. “Sólo si liberas tu mente de pensamientos negativos podrás caminar sobre las aguas”. Éste es el principal mensaje de esta magnífica película. ¿Entonces debemos olvidar la Shoah?, ¿debemos olvidar los crímenes de los nazis para alcanzar ese estado de bienestar que le permite a uno “caminar sobre las aguas“?

La película comienza con buen ritmo, pero a medida que avanza, crece en intensidad. Mantiene el suspense, bien construida, con el ritmo perfecto.

Dificilísima de conseguir en DVD. Si tiene oportunidad, no pierda la ocasión de verla.

Productora: Cameo

Director: Eytan Fox

Año: 2004

Duración: 100 minutos


DVD – La pasajera

Argumento:

Liza huyó de Europa al término de la II Guerra Mundial. Ahora regresa con su marido, a quien le esconde un doloroso pasado. En el barco descubre un rostro que le trae recuerdos que su memoria decidió esconder: la mujer fue su prisionera en uno de los campos de exterminio más tristemente famosos de la historia, Auschwitz.

Descrita como una de las ficciones más audaces jamás rodadas sobre el Holocausto, “La pasajera” es un verdadero clásico del cine polaco. Su director, Andrzej Munk, murió a los 39 años de edad en un accidente de coche a medio rodaje. Su amigo y colega Witold Lesiewicz decidió acabar la película según lo que él creyó eran las intenciones de Munk, usando para el montaje final el material ya rodado, fotografías del propio Munk y una narración de voz en off.

Crítica:

Desgraciadamente, nunca sabremos qué resultado habría tenido la película en el caso de que Andrzej Munk, el director original, no hubiera tenido una muerte prematura.

A pesar de ello, me ha parecido muy meritoria la manera que tiene el director “adoptivo” de dar un formato coherente al material disponible. Mediante la sucesión de fotos fijas combina la parte de película no rodada, el viaje en transatlántico de una misteriosa europea, con el rodaje normal, siendo el punto de unión el momento en que la protagonista parece reconocer a otra pasajera, evocándole un duro episodio vivido en un campo de exterminio nazi.

Gran parte de la película trata sobre la tormentosa relación entre Martha, una prisionera del campo con la condición de ayudante, y la protagonista de la película, una oficial alemana encargada de la vigilancia del campo. ¿Trataba el director de reflejar una atracción homosexual de la protagonista hacia Martha? Sin embargo, es ella misma quien fomenta la relación entre Martha y su amado en el campo. Lo que pudieran parecer celos esconde, en realidad, la necesidad humana de dominar al prójimo ante situaciones de debilidad.

La descripción de la vida dentro del campo es muy creíble: evidentemente la grabación tuvo lugar, en su mayor parte, en los campos de Auschwitz y de Birkenau (a excepción de la reconstrucción del Crematorio y de las celdas en las que debían estar hasta 4 prisioneros en pie durante días). No hay exageraciones. No hay teatralidad. El horror, desgraciadamente, era de lo más simple. Los prisioneros arrastrando el rodillo, la prisionera expuesta ante todos los comandos de trabajo, la orquesta tocando aceleradamente, el interior de los barracones de mujeres… todo ello hace que la película sea aún más real y emotiva.

Me ha impresionado la recreación del Crematorio y de la entrada en la cámara de gas, así como de las torretas por las que se introducían los cristales del Zyklon B. Recientemente he estado en Birkenau y es tal el estado en que quedaron los crematorios, tras ser volados por los nazis, que difícilmente pueden ser reconocidos.

Aunque la película se estrenó en los cines de España en 1973, hubo una edición en DVD que actualmente está descatalogada. Es imposible conseguirla. Ni haciendo malabarismos. Editada en idiomas polaco y español, cuenta con subtítulos al español. Para los impacientes es posible visionarla en YouTube. Una lectora de este blog está finalizando una interesantísima tesina sobre la película. Me muero de ganas por leerla, en cuanto la publique.

Director: Andrzej Munk

Productora: Versus

Duración: 58 minutos

Año: 1963


DVD – Auschwitz

Argumento:

La mayoría de películas del Holocausto se centran en destinos individuales, pero yo cuento todo tal y como pasó, de forma masiva. Matar como trabajo, eso es lo que se ve en la película“, dice el director, que no evita el victimismo al afirmar: “En este país, si ruedas una película sobre héroes alemanes como Stauffenberg o los hermanos Scholl, recibes subvenciones, dinero de las televisiones, premios en los festivales… Pero si cuentas Auschwitz tal cual, eres combatido“.

Esta película se estrenó en YouTube en 2010, y juega con esa tendencia al horror porno que le caracteriza a Uwe Boll, esta vez, en las cámaras de gas del campo de concentración nazi de Auschwitz.

Los efectos especiales subrayan los primeros planos desnudos de los judíos mientras son gaseados. Y, como si fuera Alfred Hitchcock en uno de sus célebres cameos, Boll se filma a sí mismo enfundado en un uniforme de las SS.

Crítica:

De los 85 minutos de película, sólo 36 se pueden considerar como tal. El resto son entrevistas (más bien una batería de preguntas inconexas) a un grupo de estudiantes alemanes, que, sinceramente, o han escogido a los repetidores de curso, o voy a empezar a creer que el nivel de la educación española es excelente comparado con esta pandilla de ignorantes alemanes, que deben pasarse todo el día con la PlayStation.

La película en sí es el relato de un gaseamiento. Sin pies ni cabeza. Así, tratado con toda crudeza, pero con múltiples errores y deficiencias. Por ejemplo: en las cámaras de gas no entraba tan sólo un puñado de judíos, sino que los nazis bien se encargaban de llenarlas para optimizar el proceso de exterminio. Precisamente era el calor humano (producido por el apiñamiento de las personas) lo que aumentaba la temperatura y activaba los cristales de Zyklon B. Además hacían falta varios botes en cada gaseamiento, y no sólo un bote como se muestra en la película. El miedo provocaba que los prisioneros se agolparan en la puerta, subiendo unos sobre otros, arañándose, aplastándose. Sin embargo, los prisioneros, en esta película, casi parecen morir correctamente dispuestos sobre el suelo, sin entrelazarse entre sí. Todo lo contrario de lo que testificaron los pocos supervivientes que pudieron presenciar aquello.

Ya que la película se titula “Auschwitz” echo de menos unos decorados que se asemejen a los auténticos. Y es importante saber que, tras cada gaseamiento, los miembros del Sonderkommando debían entrar con cubos y mangueras a limpiar los orines y las heces de quienes allí habían asesinado. Aquí parecen morir sin arañazos, sin moratones, sin golpes, sin la suciedad que generaban los cuerpos que no podían contenerse. Efectivamente, voy a tener que aceptar que el director, Uwe Boll, se recrea en los cuerpos de algunas mujeres desnudas, casi cruzando el límite de lo pornográfico.

Esta película está en idioma alemán, subtitulada en inglés. En mi opinión, resulta innecesario que la introducción y la despedida del director sea en ambos idiomas.

Imposible de conseguir en España (nunca se estrenó), hay que acudir a internet.

Título: Auschwitz

Título original: Auschwitz

País: Alemania

Estreno: 2011

Producción: Boll Kino Beteiligungs GmbH & Co

Distribuidora: High Fliers

Director: Uwe Boll

Guión: Uwe Boll

Música: Jessica de Rooij

Fotografía: Mathias Neumann

Reparto: Arved Birnbaum, Uwe Boll, Maximilian Gärtner, Nik Goldman, Harold Levy, Alexis Wawerka

Duración: 74 minutos


Cazando hienas

Este libro apareció en México no hace muchos años. Pero, como otros muchos libros con un interés limitado, nunca llegó a España. Tuve que recurrir a internet para localizar un ejemplar en Reino Unido, completamente nuevo.

Confieso que andaba en realidad detrás de una biografía reciente de Simon Wiesenthal, tras haber visitado Viena y haber fotografiado su portal y el piso que también le sirvió de oficina, y que aún no ha sido publicada en español.

Me ha decepcionado, pues el título del libro, “Cazando hienas“, te hace pensar que su contenido girará únicamente en torno a la captura de nazis. Sin embargo, los primeros capítulos se dedican a ayudar a comprender el origen del antisemitismo moderno, repasando las causas (culturales, políticas y económicas) que desencadenaron la política del genocidio.

Sube el interés a medida que avanza la lectura. Los siguientes capítulos suponen un breve ensayo histórico de las vidas de Adolf Eichmann y de Simon Wiesenthal.

La segunda mitad del libro por fin se dedica a la captura y caza de nazis, propiamente dicha. Comienzan con una breve historia del Mossad y acaban reseñando algunos de los casos de éxito y también algunos fracasos.

Me impresionó una frase de Simon Wiesenthal, con la que comienza el libro: “Justicia, no venganza“.

Autor: Carlos Golberg

Editorial: L.D. Books

Año: 1ª edición – abril 2010

Páginas: 154


DVD – The portraitist (El retratista)

Argumento:

“The Portraitist” (El retratista) examina la vida y obra de Wilhelm Brasse, un joven que fue formado por su tía como fotógrafo de retratos antes de la II Guerra Mundial y que amaba apasionadamente su hobby.

Tras su captura por los nazis, y cuando contaba sólo con 23 años de edad, fue encarcelado en el campo de concentración de Auschwitz en 1940.

Allí recibió un encargo: tomar “fotos de identidad” a todos los presos que superaban la selección inicial a la llegada al campo, entre los años 1940 y 1945. Antes del final de la II Guerra Mundial, fue trasladado a otro campo en Austria, donde fue liberado por las tropas norteamericanas.

Entre 40.000 y 50.000 prisioneros fueron fotografiados por él. Wilhelm Brasse no pudo continuar con su profesión y no volvió a tomar una cámara entre sus manos nunca más.

Brasse nos cuenta la historia que hay detrás de algunas de las imágenes más conocidas de Auschwitz, como la de aquellas 4 niñas desnudas, situadas una al lado de otra, en un estado de salud patético, que fueron utilizadas por el Dr. Mengele para sus experimentos y que, finalmente, acabaron siendo gaseadas.

Crítica:

Con el formato de una entrevista a un superviviente de edad avanzada, intercalada con diferentes imágenes de las fotografías por él realizadas, este interesante documental es un testimonio que humaniza las fotografías que sobrevivieron las órdenes recibidas, que obligaban a la destrucción de cualquier documento gráfico ante la inminente llegada de las tropas rusas.

En su recuerdo aún hay sitio para aquellas 3 fotografías realizadas a una preciosa niña con rostro inocente, asustada por los golpes y el trato vejatorio recibido. O para aquellos prisioneros que se sentaban ante él con el rostro magullado por los golpes. O para los miembros de la SS que deseaban ser retratados e inmortalizados en sus lucidos uniformes llenos de emblemática simbología nazi.

A pesar de que Brasse se derrumba en una ocasión durante la entrevista, siempre queda el debate sobre el nivel de colaboracionismo e implicación de los prisioneros en las tareas del campo (si no lo hubiera hecho él, lo hubiera hecho otro), a cambio de favores y un mejor trato (alimentos, cuidado, vestuario…) dentro del campo.

Documental en idioma polaco, con subtítulos disponibles en 9 idiomas (entre ellos, español).

Productora: TVP Telewizja Polska

Año: 2005

Duración: 52 minutos


DVD – Sobibór: survivors

Argumento:

Pequeña villa de Sobibor, ubicada a 67 kilómetros al sureste de Varsovia, a 4,8 kilómetros al oeste del río Bug y al sur de la ciudad de Wlodawa (frontera de Polonia y Bielorrusia).

Se trata de la historia de 250.000 asesinatos. La historia de un campo de exterminio nazi.

Sobibor, un lugar de recogimiento para los polacos. Un lugar de recogimiento para los holandeses.

Crítica:

Este documental tiene un gran valor histórico: varios supervivientes del campo comparten su terrible experiencia. Pertenecen al grupo de aproximadamente 50 personas que lograron salvar su vida tras la revuelta del 14 de octubre de 1943.

Patrocinado por la asociación “Amigos del Memorial Sobibor” de Polonia y por la “Asociación Sobibor de la provincia de Gelderland“, de los Países Bajos. En la carátula se menciona que es un lugar de recogimiento para polacos y holandeses. Pero en ningún momento se menciona que, las víctimas, en su inmensa mayoría, eran judíos.

Documental en idioma polaco, (mal)subtitulado en inglés, comprado en el pequeño museo que hay en el terreno de lo que, en su día, fue el campo (aunque posteriormente fue una guardería). Mucho, muchísimo han tenido que luchar los supervivientes por lograr que se mantenga un lugar de recuerdo. Entre otras cosas, eliminar los columpios que un día estuvieron sobre el lugar donde miles y miles de personas fueron desnudadas, saqueadas, golpeadas brutalmente y llevadas a la cámara de gas.

Título: Sobibór, survivors

Título original: Sobibór, ocaleni

País: Polonia

Estreno: 2007

Producción: TVP Telewizja Polska

Director: Marek Bem

Duración: 29 minutos


DVD – Había que sobrevivir

Argumento:

Esta película retrata la vida de 2 prisioneras en el campo de concentración de Auschwitz, durante la II Guerra Mundial.

Tal y como se describe en la contraportada (“Este film está basado…“) podría parecer un hecho real. Sin embargo, no es así. Hay tintes similares a los que, años más tarde, aparecerían en la película “El pianista“, pues aquí, la protagonista es también músico, cantante y pianista.

El film narra de forma paulatina todas las vicisitudes que atraviesan ambas. Su miedo, la degradación, el odio e incluso el temor a seguir viviendo.

Crítica:

Aunque la propia carátula de la película dice, de sí misma, que “Había que sobrevivir” es quizás el film que narra de forma más concluyente la temible odisea de los campos de exterminio nazis, considero que es una película que muestra algunas deficiencias bastante mejorables.

Por ejemplo, el campo que aparece no se parece en lo más mínimo ni al campo de Auschwitz I ni al campo destinado a mujeres en Birkenau. Además, se recurre insistentemente a la escena de los camiones que llegan a la puerta del barracón, al descenso de prisioneros, etc… Al igual que ocurre en las llamadas a la Appelplatz… podría decirse que es la misma escena, utilizada una y cien veces. Y qué decir del Doctor Mengele… ni tan siquiera el menor parecido físico.

Se agradece la intención de querer transmitir el terror a una muerte repentina, el hambre y la muerte por inanición, la suciedad y la enfermedad… porque eso era lo que conllevaba la vida diaria en el campo.

Pero la película es excesivamente larga y lenta. Muy larga. Muy lenta.

Productora: Creative films

Director: Daniel Mann

Año: 1980

Duración: 148 minutos


Majdanek in Karol Linder’s drawings

Comienza el libro con una breve biografía de Karol Linder (1920 – 1966), nacido en Lviv (Ucrania) y con un talento extraordinario para el dibujo, notable ya desde muy niño.

A pesar de que muere inesperadamente a los 46 años, su vida está llena de historia ligada al conflicto bélico de la II Guerra Mundial. Más adelante, su participación en Enciclopedias y su colaboración en el vestuario de películas ha permitido reconstruir los uniformes del Ejército Polaco. Los premios que reconocieron su trabajo le permitieron conseguir una merecida fama.

A modo de facsímil, un total de 24 dibujos componen el libro. Todos son analizados en detalle. Algunos de ellos son una muestra de lo que él mismo presenció (aunque, en ocasiones, intencionadamente, el dibujo varía de la realidad). Otras veces la diferencia estriba en el limitado acceso que los rusos le facilitaron al campo, una vez liberado. Por ejemplo, el agujero practicado en la puerta de la cámara de gas a través del cual los SS observaban sufrir a sus víctimas (inmensamente más grande que en la realidad).

Estos dibujos, realizados en la atmósfera que se respiraba a las pocas semanas de la liberación del campo, son una prueba que transmite fuertes emociones al lector. Textos en polaco e inglés. Sin duda, un documento único.

Autor: Karol Linder

Páginas: 62

Año: 2011

Editorial: Museo Estatal de Majdanek


Voices of Memory 4

El Museo Estatal Auschwitz-Birkenau viene lanzando, desde hace un par de años, una serie de libros muy interesantes.

Nacen como respuesta a las peticiones solicitadas por los participantes en seminarios y conferencias, organizados en el propio Museo durante los últimos 10 años.

Cada publicación está dedicada a un tema concreto relacionado con la compleja historia de ambos campos. Se incluye, además, material de archivo del Museo.

Este 4º volumen de la serie “Voices of Memory” está dedicado a un tema que afectó a todos los prisioneros de Auschwitz. “El castigo en Auschwitz” es su título en español. Todo aquel que pasó por el campo, incluso aunque fuera por poco tiempo, estuvo bajo el constante riesgo del castigo y las diferentes formas de abuso, tanto de los miembros de la SS como de los presos con responsabilidades en el campo. Por encima de todos esos riesgos, siempre sobrevolaba el mayor de todos ellos: la muerte.

La amenaza de la muerte acompañaba al prisionero en todo momento, desde la llamada a filas de la mañana, durante las largas y extenuantes horas de trabajos forzados, e incluso hasta en las horas de descanso. Cualquier prisionero, incluso obedeciendo todas las órdenes recibidas, podía ser víctima de un golpe inesperado.

Los libros de esta serie publicados hasta ahora son los siguientes:

  • Voices of Memory 1: Evacuación, liquidación y liberación de Auschwitz
  • Voices of Memory 2: Crímenes médicos. Experimentos en Auschwitz
  • Voices of Memory 3: Crímenes médicos. Los hospitales en Auschwitz
  • Voices of Memory 4: El castigo en Auschwitz
  • Voices of Memory 5: Mujeres embarazadas y niños nacidos en Auschwitz
  • Voices of Memory 6: El crematorio y las cámaras de gas en Auschwitz
  • Voices of Memory 7: Los gitanos en Auschwitz

Estos libros se han publicado exclusivamente en los idiomas polaco e inglés. El propio Museo me ha reconocido que tienen serios problemas para publicar en español, pues no disponen de un buen traductor.

Cada uno de estos libros es muy económico (27 zlotys, que equivalen aproximadamente a 7 euros).

Autora: Irena Strzelecka

Páginas: 137

Año: 2010

Editorial: Museo Estatal Auschwitz-Birkenau