Archivo mensual: abril 2012

Estrella amarilla

En 1939 los alemanes invadieron la ciudad de Lodz, Polonia y obligaron a toda la población judía a vivir en una pequeña parte de la ciudad a la que llamaron ghetto, rodeado de alambradas y vigilado por guardias nazis que impedían a cualquier persona salir de allí.

En el ghetto de Lodz vivían 270.000 personas. Al terminar la II Guerra Mundial, en 1945, los rusos liberaron el gueto. Del más de cuarto de millón de personas allí recluidas solo 800 consiguieron salir con vida. Entre los supervivientes únicamente había doce niños. Syvia Perlmutter era una de ellos.

Cuando empezó la II Guerra Mundial, Syvia tenía cuatro años y medio. Cuando acabó tenía diez. Todos esos años los pasó escondida en varios lugares del ghetto. Su historia podría ser similar a la de Anna Frank. Durante más de 50 años, al igual que muchos de los supervivientes de la Shoah, Syvia no quiso contar a nadie sus experiencias. Pero a medida que se fue haciendo mayor, se dio cuenta de que había llegado el momento de contarlo todo. Y para ello escogió a su sobrina, la autora de este libro. He aquí una historia real.

En primera persona, con la sencillez e inocencia de una niña pequeña, con sus miedos e incertidumbres, describe certeramente los lugares e introduce al lector en el suspense de la situación, enganchándole de principio a fin. Siempre con su punto de vista infantil, describe el traslado de la familia al ghetto, la adaptación en las peores circunstancias y el miedo de ser enviados a un campo de concentración en medio del hambre y la muerte. El objetivo de la familia es uno: sobrevivir.

Editorial: Ámbar

Autora: Jennifer Roy

Paginas: 188

Año: 1ª edición 2009


AUSCHWITZ – El álbum fotográfico de la tragedia

Libro de gran formato. Se trata de una excepcional colección de fotos tomadas dentro de Auschwitz. Es un documento único, de un valor histórico incalculable. Es el único testimonio pictórico del proceso de exterminio del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Se cree que las fotos fueron tomadas por Ernst Hofmann o por Bernhard Walter, dos miembros de las SS responsables de tomar huellas y fotos de identidad a aquellos prisioneros que no eran exterminados nada más bajar de los vagones de ganado.

Nunca se ha sabido cuál era el propósito de las fotos. El álbum consta de 56 páginas y 193 fotos, aunque la colección original tenía muchas más. Antes de ser donado al Museo del Holocausto de  Israel, Yad Vashem, algunas de las fotos fueron cedidas a sobrevivientes que reconocieron en ellas a parientes y amigos.

Las imágenes del álbum documentan todo el proceso, con detalle, de cómo los judíos húngaros, allá por mayo de 1944, eran bajados de los vagones de carga, seleccionados por el personal médico de las SS y separados por los guardias del campo. Aquellos considerados aptos para el trabajo tenían la “fortuna” de sobrevivir unos días más a aquellos que eran enviados directamente a las cámaras de gas. El fotógrafo recogió con su cámara tanto al grupo seleccionado para el trabajo como al grupo seleccionado para morir. Todo se detiene ante el Crematorio (probablemente el IV), donde tenían que esperar su turno para ser ejecutados.

El fotógrafo también documentó el trabajo en el área llamada Kanada, donde las pertenencias de los prisioneros eran clasificadas para ser enviadas a Alemania.

La prisionera Lilly Jacob fue la única miembro de su familia seleccionada para trabajar en Auschwitz-Birkenau. Al acercarse las tropas soviéticas, Jacob pasó por varios campos, llegando finalmente al campo de concentración Dora, del cual fue liberada. Su recuperación tuvo lugar en barracas de soldados abandonadas por las SS. Allí precisamente fue donde Jacob encontró el álbum junto a una cama, y encontró en él fotos de sus familiares y de otros miembros de su comunidad.

Es extraordinario que el álbum haya sido encontrado, dados los esfuerzos realizados por los nazis para mantener en secreto la Solución Final. Como bien se indica en la contraportada, fue gracias a la intervención del Ángel de la Historia, o quizá se debiese a un milagro, el hecho de que se salvase este documento gráfico y fuese donado a los archivos fotográficos de Yad Vashem.

Muchas de las fotografías del álbum resultan conocidas, pues han sido utilizadas como complemento gráfico en muchos libros que tratan la temática de la Shoah.

Editorial: Metáfora

Autor: Yad Vashem – Museo Estatal Auschwitz-Birkenau

Páginas: 259

Año: 1ª edición 2007


DVD – El pianista

Argumento:

Wladyslaw Szpilman fue un brillante pianista polaco de origen judío, que vivió con su familia en el ghetto de Varsovia. Cuando en 1939 los alemanes invaden Polonia, estalla la II Guerra Mundial. La vida se hace especialmente dura y complicada para la población judía, que va siendo acorralada y, poco a poco, se ve impedida de las más mínimas libertades.

Meses después, miles de judíos, y Szpilman entre ellos, son desalojados de sus casas y apiñados dentro del guetto. De este modo, el 30% de la población de dicha ciudad tuvo que arreglárselas para vivir en el 2,5% del espacio disponible, rodeado de un muro de 4 metros de altura, sin apenas alimentos.

Szpilman consigue evitar la deportación gracias a la ayuda de algunos amigos. Pero tendrá que vivir escondido y completamente aislado durante mucho tiempo, y para sobrevivir tendrá que afrontar constantes peligros.

Crítica:

Película dirigida por Roman Polanski, director polaco de origen judío cuyos padres fueron internados en sendos campos de concentración. Su madre, católica, murió. Su padre, judío, tuvo mejor suerte. El propio Roman, niño entonces, sobrevivió al bombardeo de Varsovia y al ghetto de Cracovia. Siempre quiso abordar el tema de la Shoah, tan próximo a él, desde  la cercanía de haber sido testigo de los horrores.

Única y espectacular, no cabe calificarla sólo de película recomendable, sino que alcanza la categoría de obligatoria. Si hubiera que elegir entre un “top 10 en las películas del Holocausto”, ésta sería, sin duda, una de ellas. Me remito a la entrada que realicé en este mismo blog el 23 de enero de 2011, sobre el libro autobiográfico. Suscribo cada una de las palabras que, entonces, escribí. Las Memorias de Szpilman son sobresalientes, pero la maestría de Polanski a la hora de llevarlas a la pantalla con toda fidelidad, consigue que esta película quede grabada en la memoria de los que queremos continuar dando testimonio de la Shoah.

La película viene acompañada, en su Edición Especial, de otro DVD con un extraordinario documental con entrevistas a Polanski y a los actores, y un CD con la versión original.

Productora: DeAPlaneta

Duración: 148 minutos

Año: 2002